SUECIA: HABRÁ OBLIGACIÓN DE APRENDER SUECO

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on linkedin
Share on email

El gobierno de ese país escandinavo limitará la entrega de beneficios y habrá obligación de aprender sueco. Las autoridades buscan romper un círculo que, dicen, ha generado una “Suecia dividida”.

 

Por Matías Fidel. 

 

El gobierno de Suecia anunció que dificultará el acceso de los inmigrantes a las prestaciones sociales, en un intento de disuadirlos de llegar al país escandinavo y de integrar mejor a los que ya se encuentran en él. “Desde 2012, más de 770.000 inmigrantes llegaron a Suecia desde países no pertenecientes a la Unión Europea ni al Espacio Económico Europeo”, escribieron el primer ministro Ulf Kristersson y los líderes de los demás partidos de su coalición en un artículo publicado en el diario Dagens Nyheter.

 

“Debido a una política de integración que casi no plantea exigencias (a los inmigrantes), pero tampoco proporciona incentivos para integrarse en la sociedad, la gran inmigración creó una Suecia dividida”, afirman, destacando “la segregación, la exclusión social, el desempleo, los malos resultados escolares y la falta de valores suecos comunes”.

 

El país escandinavo, que cuenta con 10,3 millones de habitantes, tiene “problemas significativos” con los nacidos en el extranjero que están desempleados y dependen únicamente de las prestaciones, especialmente las mujeres. La comisión sobre el tema tiene previsto introducir reformas que obliguen a los inmigrantes a buscar trabajo y aprender sueco.

 

Medidas tras atentado

 

Los inmigrantes ya no podrán vivir únicamente de las prestaciones y se les exigirá una “actividad” a tiempo completo. El gobierno también planea introducir un tope en las prestaciones, de modo que no puedan recibir múltiples subsidios.

 

Finalmente, el gobierno dijo que los inmigrantes tendrían que esperar un período aún indeterminado antes de poder solicitar beneficios.

 

La decisión va de la mano con la fuerte ofensiva lanzada por Kristersson tras el ataque sufrido por hinchas suecos en Bélgica. El miércoles, junto a otras autoridades de la Unión Europea, impulsó la idea de reforzar la seguridad en las fronteras exteriores de la Unión y facilitar las expulsiones de aquellos inmigrantes cuyas solicitudes de asilo no hayan sido aceptadas.

Te puede interesar
Cargando...
WhatsApp
¿Necesitas ayuda?
Periodismo Libre
¡Hola! 😊.
¿En que te podemos ayudar?