Los primeros 6 meses del gobierno de Milei

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on linkedin
Share on email

Los resultados son mixtos. La economía no termina de recuperarse. Hay varios frentes por resolver, si bien la inflación retrocede, la recesión hizo caer el poder adquisitivo. El consumo cayó y no parece levantar cabeza a corto plazo. El ajuste fiscal equilibró la divisa estadounidense que de nuevo entró en un periodo de nubarrones. Hacia la donde va la economía del país dependiendo del consumo y las exportaciones.

Datos de coyuntura de la Fundación Fiel
En los primeros seis meses de gestión del nuevo gobierno, hay resultados mixtos. La inflación, que en mayo se ubicaría en alrededor de 5%, ha caído más rápido de lo esperado y es menos de la mitad de la que se observó en los últimos cuatro meses completos del gobierno anterior (agosto-noviembre de 2023) o del 8% mensual promedio de los primeros once meses del año pasado. Pero debe señalarse que la tasa semanal de inflación en la Ciudad de Buenos Aires que medimos en FIEL muestra alguna dificultad para perforar el 1%. La brecha cambiaria y el riesgo país son sustancialmente más bajos y las reservas netas del BCRA han mejorado en alrededor de US$10.000 millones, y además se ha resuelto buena parte del aumento no deseado en el stock de deuda comercial con proveedores del exterior que había generado la administración anterior. Pero la gestión actual también acumuló una deuda significativa, dado que no se ha permitido pagar libremente las importaciones realizadas desde diciembre en adelante. La actividad económica se contrajo más de lo esperado. El PIB mensual en marzo arrojó una caída interanual del 8% y la actividad industrial habría caído 15% en abril, según el índice que elaboramos en FIEL. Con capacidad ociosa por doquier, la recuperación depende de lo que
puedan aportar las exportaciones y el consumo. Luego de años de economía cerrada al comercio, las primeras pesan poco en la demanda agregada, aunque algo ayudarán.

Como se fueron desarrollando los salarios en este medio año
En noviembre pasado –el mes anterior a la llegada del actual gobierno- el salario mínimo era de $132.000, en mayo de este año subió a $234.315, o sea +76%. Mientras que la Canasta Básica de Alimentos tuvo un incremento de 98% y la Canasta Básica Total subió de $393.246 a $803.172, es decir en el semestre +104%. En una familia de dos adultos/as y dos hijos/as pequeños/as cuyos jefes de hogar tienen trabajos registrados con salarios mínimos, en noviembre sumaban en total $264.000, y había una diferencia del 49% respecto al valor de la Canasta Básica Total de entonces que era de $468.630. En mayo pasado la Canasta Básica Total llegó a los $803.172, mientras que dos salarios mínimos sumaban apenas $393.246, la diferencia se amplió al 71% .

El crecimiento de la pobreza y la indigencia durante le era Milei
La indigencia en los seis meses del gobierno de Javier Milei se explica –principalmente- por las diferencias crecientes de los incrementos de los valores de las Canastas Básicas y las remuneraciones mínimas. En el caso de la indigencia la suspensión total de la entrega de alimentos en los comedores populares instalados en los barrios populares a lo largo y ancho del país, es una contribución sustancial a su aumento, o por lo menos fue la eliminación de una importante herramienta paliativa. El costo inconmensurable de esta decisión se podrá medir en los próximos tiempos. La brecha creciente entre las remuneraciones mínimas que cobran millones de trabajadores y trabajadoras y el valor de las Canastas Básicas, pone en serias dificultades las posibilidades de descenso en el corto y mediano plazo de los altos niveles de pobreza e indigencia alcanzados durante el actual gobierno. Fuente: (Instituto de Investigación Social, Económica y Política (ISEPCi)

Periodismo Libre diálogo con  Daniel Arroyo Diputado por la Provincia de Buenos Aires politólogo y Especialista en economía social expresó “Yo creo que hay varios problemas hoy en la Argentina, pero básicamente tres. Uno de carácter social, está claro que aumenta la pobreza, aumenta la indigencia, la gente que no le alcanza para comer, que hay más gente en los comedores comunitarios, que hay un fenómeno de endeudamiento de la familia. Como la plata no alcanza, la gente se endeuda y se endeuda hoy el 500% de interés anual y está claro que en ese contexto está aumentando el desempleo. La situación social es crítica, aún con mucha gente que sigue apoyando al gobierno, sigue más que apoyando teniendo esperanzas de que esto funcione, que tiene ganas de decir ojalá que esto funcione, porque la verdad que es complicado que tanto sacrificio tenga sentido, la situación social se está poniendo dura. De todo lo que dije, el endeudamiento de las familias y la necesidad de cubrir la asistencia alimentaria son las dos cuestiones que hay que resolver en materia social”.

Alejandro Ninin

Te puede interesar
Cargando...
WhatsApp
¿Necesitas ayuda?
Periodismo Libre
¡Hola! 😊.
¿En que te podemos ayudar?