FRANCIA NO ACOGERÁ INMIGRANTES DE LAMPEDUSA

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on linkedin
Share on email

Francia no acogerá a los inmigrantes de Lampedusa si no reúnen criterios de asilo y ayudará a Italia a su deportación, según el ministro de Interior, Gerald Darmanin. Polonia rechaza su reubicación, entre otros países de la UE.

 

Por Matías Fidel. 

Francia ayudará a Italia a deportar a aquellas personas que no reúnan los requisitos para recibir asilo político. Según el ministro de Interior francés, el 60% de los que han llegado últimamente a Lampedusa proceden de países africanos francófonos como Costa de Marfil, Gambia, Senegal y Túnez y apunta que esos países se consideran relativamente seguros para enviar a sus ciudadanos de vuelta a casa. Varios países de la UE se negaron directa o indirectamente a acoger a los migrantes que llegaron a Italia. El martes, el Gobierno polaco adoptó una resolución en la que expresa su oposición a la inmigración ilegal.

“También queremos enviar una clara señal de advertencia, porque Lampedusa es una de esas alertas. Toda Europa, toda la Unión Europea, puede parecerse a Lampedusa si cometemos los mismos errores y reproducimos los mecanismos propuestos por la Comisión Europea”, ha destacado el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki.

El Ejecutivo polaco rechazó la propuesta de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, sobre la reubicación de inmigrantes. El Ejecutivo considera que es un estímulo para el tráfico de seres humanos. De hecho, los polacos tedrán que votar durante las próximas elecciones si apoyan la admisión de miles de inmigrantes, según pregunta su Gobierno.

 

Morawiecki propone un “plan de fronteras seguras” que incluiría “reformar” la Agencia Europea de Fronteras Exteriores (Frontex) y “aumentar el presupuesto de fondos para el desarrollo de los países limítrofes con la Unión Europea”.

 

Por su parte, el viceministro polaco de Exteriores Arkadiusz Mularczyk, comentó hoy en la radio pública polaca la situación que se vive en la isla italiana de Lampedusa, situada entre Malta y la costa de Túnez, a donde han llegado en los últimos días por mar unas 8.000 personas de países africanos.

 

El viceministro aseguró que “alguien está ayudando a estas personas a cruzar cientos, miles de kilómetros desde Nigeria y los países de África Central hasta el mar Mediterráneo, alguien les está ayudando a viajar, alguien que tiene interés en esto, y sin duda es Rusia”.

 

En opinión de Mularczyk, “detrás de esta situación está claramente (el presidente ruso Vladímir) Putin, cuyo objetivo es desestabilizar la situación. Tanto el grupo Wagner como Rusia tienen interés en desestabilizar a los países de Europa occidental para crear confusión, malestar, alarma social y para desviar la atención de Ucrania, lo cual están logrando, porque hoy la guerra está pasando a un segundo plano”

Te puede interesar
Cargando...
WhatsApp
¿Necesitas ayuda?
Periodismo Libre
¡Hola! 😊.
¿En que te podemos ayudar?